Igualdad de Condiciones para las Mujeres en la Industria de las Flores en Kenia

En este Día Internacional de la Mujer reflexionamos sobre los retos que enfrentan las mujeres en la industria de las flores y sobre la lucha de una mujer keniana para hacer que sus voces sean escuchadas.

08 marzo 2017

Viuda y madre de tres hijos, Rosemary Achieng es consciente de los retos que enfrentan las mujeres para equilibrar trabajo y familia. Con 47 años de edad, ella es supervisora de Panda Flowers, una granja certificada Fairtrade a las orillas del lago Naivasha en Kenia.

«Siendo una madre soltera, tener un empleo seguro y un ingreso estable es realmente importante», dice Rosemary.

Esto es particularmente cierto en la industria keniana de flores, donde las mujeres enfrentan diariamente retos como bajos salarios, malas condiciones en los lugares de trabajo, exposición a pesticidas, y discriminación.

«Fairtrade ha logrado muchos cambios», dice Rosemary, quien es una de las casi 450 mujeres en la plantilla laboral de 900 trabajadores de Panda Flowers. «Mujeres y hombres tienen ahora los mismos derechos. Hay horarios laborales normales, vacaciones y una mejora importante en las regulaciones de seguridad».

Trabajar en una granja certificada Fairtrade ha dado a Rosemary un hogar propio, y dos de sus hijos están estudiando en la universidad gracias a las becas financiadas a través de la prima Fairtrade.

«Estoy orgullosa y feliz de que mis hijos hayan logrado estudiar. Fairtrade ha tenido un gran impacto positivo no sólo en las condiciones laborales, sino también en nuestra vida familiar», dice Rosemary.

Los proyectos de la prima Fairtrade han llevado también beneficios a las mujeres de las comunidades, como por ejemplo la clínica de maternidad en el lago Naivasha, financiada en parte con el dinero de la prima. Las mujeres ahora tienen un lugar seguro para dar a luz.

Más trabajo por hacer
Sin embargo, esta imagen positiva se encuentra lejos de estar completa. Rosemary sabe que aún quedan retos, sobre todo en el área de liderazgo, donde la participación de las mujeres es todavía baja. «Todos somos iguales y cualquiera que esté cualificado puede llegar a ser un líder», dice.

Rosemary está más cualificada que la mayoría: tras trece años en el trabajo, ella es ahora la encargada del comité de salud y seguridad, y antes fue la representante del comité de género por seis años. Fairtrade ha establecido comités de género en cada una de las granjas de flores Fairtrade en Kenia.

«El comité de género es muy importante porque asegura que todos sean tratados igual», explica. «Ello es especialmente importante para las mujeres trabajadoras, pues ellas no suelen estar conscientes de sus derechos. Yo organicé entrenamientos para dotarlas de conocimiento relevante. Ellas ahora están más fuertes que antes».

Las mujeres trabajadoras se topan también con enraizados prejuicios en los rincones de la industria de flores. Investigaciones de Fairtrade en las granjas de flores han revelado que el uso extendido de trabajo femenino temporal incrementa el riesgo de abusos a los derechos humanos, discriminación y violencia sexual.

En Kenia y alrededor del mundo, la Estrategia de Fairtrade sobre Género 2016-2020 busca hacer frente a las relaciones desiguales de poder, y a promover la equidad de género en las organizaciones productoras. La estrategia apunta a una construcción del poder de las mujeres y a una autonomía, de manera que ellas puedan tomar parte en roles que tradicionalmente se les han sido negados, y así tener mejor influencia en sus propias situaciones y condiciones.

Fairtrade está trabajando también con socios locales para el fortalecimiento de los derechos de las mujeres y para tratar asuntos de violencia sexual. Por ejemplo, en el 2016 Fairtrade África, el Consejo Keniano de Flores y Workers' Rights Watch pusieron en funcionamiento un modelo de políticas contra la violencia sexual en todas las granjas de flores de Kenia, el primero de la industria.

Una voz para las mujeres kenianas trabajadoras
Rosemary espera que las ventas Fairtrade de flores continúen a la alza, de manera que todas las mujeres trabajadoras puedan beneficiarse en el futuro de mejores condiciones laborales y de vida.

Esta esperanza la ha llevado a Alemania, donde se reunirá con activistas, escuelas y representantes políticos, y promoverá activamente los derechos de las mujeres de vuelta a casa. «Espero con ansias poder hablar con el público sobre mi trabajo y el impacto de Fairtrade», dice Rosemary.

 
comments powered by Disqus
Share this page: 
 

Copyright © 2017 Fairtrade Labelling Organizations International, e.V. | Sitemap  |  Accessibility  |  Impressum  |   Privacy  |  Credits