Las Mujeres Marcando el Camino

Reconocimiento al papel vital que juegan las mujeres en la agricultura, en el Día Internacional de la Mujer

07 marzo 2014

Hoy es el Día Internacional de la Mujer, y ya es hora de que en todas partes del mundo se dé a las mujeres el reconocimiento que se merecen.

Según datos de la FAO, aproximadamente el 70% del trabajo agrícola es realizado por mujeres. Sin embargo, un informe reciente de TWIN concluye que el papel crucial que la mujer juega en la agricultura es a menudo ignorado, no remunerado e invisible. Los hombres son usualmente los dueños de la tierra y los que asumen la responsabilidad de transportar la cosecha al mercado, y quienes posteriormente conservan gran parte del control sobre el ingreso familiar.

Reconocer e invertir en las mujeres agricultoras es bueno para el desarrollo. El informe indica que invertir en programas orientados a las mujeres pequeñas productoras puede tener un impacto positivo sobre la educación, la salud y la seguridad alimentaria.

En Fairtrade muchas mujeres son catalizadores del cambio en muchas de sus comunidades. Una de cada cuatro productores de Comercio Justo Fairtrade es mujer, y en las plantaciones esta cifra es aún mayor, siendo mujeres las que componen el 47 por ciento de los trabajadores contratados en la producción de productos Fairtrade. Las mujeres son activas en todos los aspectos de Fairtrade, desde la producción agrícola hasta el procesamiento y, en algunos casos, la gestión de las organizaciones y de las cooperativas de productores.

Cada una de las mujeres que presentamos a continuación está asumiendo un papel de liderazgo a su manera y proporcionando poderosos ejemplos a otras.

Alida Strauss, General Manager of the Heiveld Cooperative“Es nuestra labor educar a la gente y decirles, ‘usted tiene derecho a dar su opinión”

Alida Strauss, gerente general, Cooperativa Heiveld.

Alida, una joven modesta, pero inteligente, dejó la remota finca de té Rooibos de sus padres para asistir a la escuela en Cape Town, a 400 kilómetros de distancia. Cuando regresó, se acababa de formar la cooperativa Heiveld con el propósito de permitir a los productores negros unirse en una cooperativa por primera vez. Solicitó y obtuvo el puesto de contable en la cooperativa, y más tarde fue ascendida a Gerente General. Alida ya lleva 11 años trabajando para Heiveld.

Desde su modesto inicio con sólo 14 miembros y muy pocos conocimientos técnicos o expertos en la comercialización, Heiveld ha crecido a 64 miembros y exporta té Rooibos orgánico alrededor del mundo.

Detrás de su sencilla forma de ser se esconde una pasión por su trabajo y su comunidad, además de la determinación de transmitir esto a los/as jóvenes. Está muy contenta de haber tenido la oportunidad de regresar y quiere que otros/as jóvenes hagan lo mismo.

“En Heiveld, tratamos de hacer cosas para que la gente quiera quedarse, para que les estimule y dé la confianza de creer en sí mismos/as", dice Alida.

Su mensaje a los/as jóvenes en su pueblo: "Salgan a obtener su educación, pero vuelvan y hagan algo por su comunidad."

Alida da charlas en la escuela local e invita a los/as maestros/as a llevar a sus alumnos/as de excursión a la cooperativa. Heiveld utiliza una porción de la prima Fairtrade para que los/as jóvenes puedan asistir a la Universidad en Ciudad del Cabo con la esperanza de que a su regreso pongan sus nuevos conocimientos al servicio de la comunidad.

El cargo no está exento de desafíos, pero Alida está orgullosa de lo que ella y otros miembros de la cooperativa han alcanzado y alienta a otros/as a sentirse de la misma manera.

“He aprendido mucho y sigo aprendiendo", explica. "Pero es nuestra labor educar a la gente y decirles 'usted tiene derecho a dar su opinión: es su cooperativa. Esté orgulloso/a de lo que es suyo’."

The women of Chetna OrganicsSembrar la semilla del cambio

Las guardianas de semillas de Chetna Organic, India

En un país donde el 90% de todo el algodón es genéticamente modificado, las mujeres de Chetna Organic en la India están jugando un papel fundamental en la lucha para preservar el algodón no modificado genéticamente.

"Las mujeres siempre han sido los custodios que han protegido la semilla. Esto es algo que está desapareciendo progresivamente", dice Arun Ambatipudi de Chetna Organic. "Ahora estamos trabajando para restablecer y conservar esta práctica mediante la creación de mujeres guardianas de semillas. Cuando las mujeres se convierten en guardianas de la semilla, significa que ellas tienen mayor influencia".

Mediante la protección y la recolección de las semillas, estas mujeres no sólo están preservando la agricultura orgánica, sino que también están proporcionando un recurso vital a los productores. En lugar de estar año tras año atrapados comprando nueva semilla de algodón, los productores pueden ahora sembrar las semillas conservadas. Esto les reporta enormes ahorros y les ayuda a que la agricultura les sea viable y sostenible.

“Sabemos que la situación no cambiará de la noche a la mañana. Pero estamos viendo el éxito de las mujeres que custodian las semillas en cuanto a ganar el respeto y el poder de decisión”, añade Arun.

Lea más acerca de las guardianas de semilla en este impactante blog.

Magda Reza of Sonomoro CooperativeTomar una postura frente al cambio climático

Magda Reza, Cooperativa de Caficultores Sonomoro, Perú

Para Magda sólo existe una amenaza para el futuro de su finca de café y el de toda su cooperativa: el cambio climático y los devastadores efectos que tiene en sus fincas. Las estaciones están cambiando y las lluvias se han vuelto impredecibles. El año pasado fue particularmente difícil para ella y para muchos otros en América Latina, puesto que un hongo conocido como "La Roya" destruyó una gran cantidad de cafetos y con ellos la fuente principal de ingresos de muchos caficultores.

Sin embargo, la madre de cinco de 57 años de edad no se rinde tan fácilmente. Junto con nueve caficultores más de la cooperativa, Magda participó en un programa de capacitación organizado por Fairtrade, Twin Trading y Lidl, una cadena de supermercados alemana.

Se estableció una finca experimental en la que los productores pueden aprender sobre las mejores prácticas para ayudar a mitigar los efectos del cambio climático y a manejar mejor sus tierras, incluidos la gestión de sombra y malezas, el compostaje, el tratamiento de aguas residuales y mucho más. Ahora pone su nuevos conocimientos a disposición para capacitar a otros en su cooperativa, así estarán mejor equipados para enfrentar los efectos del cambio climático.

Mire aquí un cortometraje sobre el proyecto.

“Este trabajo con Fairtrade sobre el cambio climático y el medio ambiente ha sido muy importante para mí porque aprendemos a cuidar nuestro medio ambiente y a mejorar nuestras técnicas de cultivo", dijo Magda.

Magda se ve a sí misma como embajadora – de los otros miembros de la cooperativa – y ahora también del público. El pasado septiembre fue invitada a Alemania a participar en la quincena anual de Fairtrade que allí se celebra, y recorrió el país, explicando en las escuelas, a los grupos comunitarios y empresas la necesidad de contar con Fairtrade y con el apoyo a la adaptación al cambio climático.

"No queremos caridad," dijo Magda durante una videoconferencia con los/as partidarios/as y seguidores/as de Fairtrade en Alemania. "Sólo queremos la oportunidad de trabajar con ustedes y poder superar nosotros mismos los desafíos que enfrentamos".

 
comments powered by Disqus
Share this page: 
 

Copyright © 2011 Fairtrade Labelling Organizations International, e.V. | Contact us  |  Accessibility  |  Impressum  |   Privacy  |  Credits