En Co-op Oro Verde la diversificación les ayuda para hacer frente a los riesgos

04 julio 2013

“Oro verde” es el nombre que eligió hace 14 años con mucho orgullo un grupo de pequeños productores de Perú para su nueva cooperativa. El nombre hace referencia al café verde de primera calidad que producen los socios, junto con muchos otros productos agrícolas de calidad. Aún siendo en primer lugar una cooperativa cafetalera, los miembros de Cooperativa Oro Verde han apostado por diversificar, lo que les ha generado crecimiento y estabilidad.

La región amazónica del Perú, que es dónde están los socios de Oro Verde, ha cambiado mucho en los últimos 15 años. Entonces muchos agricultores de la región cultivaban sobre todo la coca, una planta que no sólo se usa con fines tradicionales sino también sirve de base para producir cocaína.

El cultivo de la coca y la actividad de los narcos que lo acompañaba traían violencia y crimen a la zona. Su venta creaba ingresos altos, pero venían cargados de riesgos. Finales de los años 90 la caída del narcotráfico ha reducido drásticamente estas prácticas en Perú, con la consecuencia no intencionada de que muchos pequeños productores perdieran su principal fuente de ingresos.

Diversificando

El cambio en la estructura agrícola fue la ocasión perfecta para traer al frente otro producto agrícola peruano muy valioso, el café. En 1999 un grupo de 56 productores crearon juntos una cooperativa para vender conjuntamente su café, un café de primera, y así nació “Oro Verde”.

La iniciativa ha sido muy exitosa: En la actualidad “Oro Verde” cuenta con más de mil socios y se ha certificado con Fairtrade en el 2003. Más de la mitad de los socios son descendientes de la comunidad indígena Quechua Lamista. Apoyados por la cooperativa mantienen muchos elementos de su cultura, incluyendo formas de vestir tradicionales y el idioma Quechua. En el 2012 el grupo dio un paso grande e importante para realizar sus aspiraciones de comercialización directa. Han comprado una planta de procesamiento para café.

El éxito de Oro Verde se basa en gran medida en su excelente café, pero también ha sido muy importante su acierto a la hora de diversificar sus productos y mercados. En los últimos años el cacao se ha convertido en un producto adicional importante para las exportaciones Fairtrade de la cooperativa. Además producen miel, panela, aceite de SanchiInchi y chocolate para el mercado local.

Gracias a la diversifcación en distintos productos agrícolas, la actividad de Oro Verde incluso ha seguido funcionando bien cuando las cosas en el mercado de café se han puesto duras, cosa que ocurre a menudo. Por ejemplo a día 1 de Julio el precio del café en el mercado internacional está a $1.21 por libra más de la mitad de lo que cotizaba hace sólo un año.

"Gracias a la diversificación de nuestros productos y los mercados, hemos tenido éxito en la generación de más ingresos para nuestras familias de productores," dijo Tomas Cordova, Presidente de la Junta de Educación de Oro Verde y el Vicepresidente de la Junta Directiva. "Además una gama más amplia de productos hace la cooperativa más competitiva en el mercado y nos ayuda a encontrar nuevos clientes."

Equilibrio con éxito

Otro ejemplo es la Roya, un hongo que afecta a los cafetales que ha tenido un efecto devastador para muchas organizaciones de productores de América Latina en la cosecha 2012/2013. Oro Verde también se ha visto afectada, pero ha podido mantenerse bastante bien en medio del temporal.

"Si no hubiéramos desarrollado nuestra rama de cacao no tendríamos tantos ingresos este año. Gracias a las ventas de cacao que son suficientemente fuertes para apoyar a los productores de café que sufren la roya. Ya adquirimos semillas resistentes a la roya y la invertimos en medios biológicos para mitigar el efecto de la roya," dijo Córdova.

Oro Verde está moviéndose ya para poder luchar contra la Roya el año que viene en caso de que el problema persista. Los agricultores reciben formación sobre fertilizantes orgánicos y pesticidas en contra de la plaga.

Una de las consecuencias de la crisis de la Roya es que para la cooperativa en estos momentos el cacao ha ganado mucho en importancia.

"Compartir los riesgos hace que las familias productoras y la cooperativa como tal menos vulnerables. En tiempos de problemas, tanto en el mercado y el lado de la producción, siempre tenemos varios pies para estar de pie. Eso hace que la organización sea más estable," dijo Córdova.

 
Share this page: 
 

Copyright © 2011 Fairtrade Labelling Organizations International, e.V. | Contact us  |  Accessibility  |  Impressum  |   Privacy  |  Credits